Renovables en Asia

El sudeste asiático, foco de instalación de energías renovables

  • News

El sudeste asiático es una de las regiones con mayor crecimiento del mundo. Esto ha provocado que, en los últimos años, esta zona del se haya convertido en un lugar clave para la instalación de energías renovables.

 A finales de 2018, la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) firmó un acuerdo con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Esta alianza buscaba el desarrollo de las energías renovables en la región, con el objetivo de alcanzar un futuro de energía sostenible.

Ahora, según la consultora Wood Mackenzie, el sudeste asiático podría triplicar la capacidad solar fotovoltaica instalada en el año 2024, llegando a los 35,8 GW. Tan solo en este año se espera haber instalado una capacidad acumulada de 5,5 GW, cifra que representa el 44% de la capacidad total de toda la región.

Dos de los países que más están apostando por las energías renovables son Malasia y Singapur. Malasia ha conseguido que el coste de la energía solar a gran escala ya sea más barato que el del gas. Este país aumentará su energía renovable instalada del 6 al 20% para el año 2025.

En Singapur, a pesar de que actualmente la energía con gas natural suministra el 95% de la generación de electricidad, el país se ha fijado el objetivo de contar con mínimo 2 GW de energía solar en el año 2030. Esta zona se está convirtiendo en líder de energía solar urbana de la región. También apuesta por el desarrollo e instalación de sistemas fotovoltaicos flotantes, pues con ayuda del sector privado pretende instalar un sistema de 50 MWp en un embalse nacional para el próximo año. Con este proyecto, se ahorrará la emisión de casi 30.000 toneladas métricas de dióxido de carbono cada año.

Pero no solo tienen protagonismo estos dos países. Por poner otro ejemplo, en Tailandia ya apoyan el uso de energía solar para servicios públicos, para uso doméstico y han comenzado a instalar sistemas de minigrids, capaces de llevar electricidad a los lugares más recónditos.

Sin embargo, a los países del sudeste asiático todavía les queda camino por recorrer. Si quieren llegar pronto a un futuro en el que exista un acceso universal a la electricidad, y esta provenga de energías limpias, deberán cumplir una serie de requisitos. Entre ellos, crear buenas garantías para que los inversores se sientan seguros de que van a recuperar el dinero.

Además, los países deben de tener cuidado con no generar más energía renovable de la necesaria o económicamente viable. Ya que, por ejemplo, en algunos países de Vietnam la capacidad aprobada duplica la capacidad que puede ser utilizada en la red.

También deberán eliminarse gradualmente los subsidios al consumo de combustibles fósiles, para así estimular el consumo de energía sostenible y avanzar en la lucha contra el cambio climático.

Arconi Solutions es una empresa española de ámbito internacional que trabaja desde 2007 en el continuo desarrollo e innovación de soluciones energéticas y de agua aportando nuestra experiencia de más de 180 proyectos en 22 países.